Cargando
Miércoles 30 de Agosto de 2017 15:00

7 de cada 10 niños viajan en auto sin la protección adecuada

Si bien en nuestro país el uso de este método de seguridad evolucionó favorablemente desde el 2011, este crecimiento se estabilizó a partir del 2014.

Un estudio del Observatorio de la Agencia Nacional de Seguridad Vial revela que 7 de cada 10 menores de edad (0 a 17 años) viajan totalmente desprotegidos, ya sea por la falta de uso del cinturón de seguridad, del sistema de retención infantil (SRI) o por el uso incorrecto del elemento de seguridad.

Según estos datos de la ANSV, sólo el 46% de los conductores a nivel nacional utiliza siempre el SRI correctamente con menores de entre 0 y 4 años de edad, mientras que un 17% lo utiliza con quienes tienen entre 5 y 10 años. Si bien en el país el uso de este método de seguridad evolucionó favorablemente desde el 2011, este crecimiento se estabilizó a partir del 2014.

Los chicos siempre deben viajar en el asiento trasero y con cinturón de seguridad. Además, los bebés y los menores de 12 años deben estar protegidos en una “sillita”, que es un dispositivo de sujeción SRI, y que constituye la única protección dentro del vehículo.

¿Por qué usar siempre SRI y viajar en los asientos de atrás?

El apuro por llegar a destino o porque la distancia de recorrido es corta no debe ser jamás excusa para postergar el cuidado de los más pequeños. Es fundamental siempre tomarse el tiempo, por más breve que sea el camino, para sujetarlos adecuadamente, ya que el uso correcto del SRI reduce en un 70% los riesgos de lesiones graves y fatales en caso de un incidente vial.

Los asientos traseros son los obligatorios para los chicos y para instalar el SRI, orientado hacia adelante o hacia atrás. La butaca del medio suele ser la más segura, siempre y cuando el vehículo cuente con el mecanismo adecuado, porque protege al niño de los impactos laterales.

Para asegurarnos el uso correcto, si el asiento infantil no tiene arnés, tenemos que sujetar al niño con el cinturón de seguridad del vehículo, que debe pasar por la guía superior del respaldo o por arriba del hombro, sin que toque su cuello. La banda horizontal debe sujetarse alrededor de la pelvis y no del abdomen.

Si el SRI sí tiene arnés, el cuerpo del pequeño debe sujetarse a éste y los protectores deben acomodarse de forma correcta, sin quedar retorcidos. Las tiras superiores deben estar a la altura de los hombros o apenas por encima.

Las tiras de la cintura tienen que ajustarse lo más bajo posible y, en el caso de contar con un broche pectoral, debe estar a la altura de las axilas.

Antes de comprar cualquier SRI es recomendable verificar si es compatible con nuestro vehículo, leer las instrucciones de uso y probar si el niño se siente cómodo en ella.

Que No Hacer

A la hora de trasladarnos en auto con niños debemos tener en cuenta no realizar las siguientes acciones que pueden ponerlos en peligro:

*No llevar a los pequeños en la falda, ni compartir el cinturón de seguridad con ellos.

*Nunca instalar el SRI en los asientos delanteros, ponen en peligro la vida del niño.

*No utilizar asientos muy antiguos o que hayan estado expuestos durante mucho tiempo al sol, ya que pueden perder sus propiedades o volverse quebradizos.

*No utilizar asientos que hayan sido usados en un vehículo siniestrado.

*No llevar elementos sueltos dentro del vehículo. Ante una maniobra inesperada o siniestro vial, pueden herir a los ocupantes del vehículo.

Tipos de SRI

Existen distintos modelos de SRI, que varían según el tamaño y peso de los niños:

*Mirando hacia atrás: Grupo 0 (hasta 6 meses de edad - 10kg.) - Grupo 0+ (hasta 15 meses de edad - 13kg.)

*Mirando hacia adelante: Grupo 1 (de 9 meses a 4 años de edad - 9kg. a 18kg.)

*Con cinturones de seguridad: Grupo 2 (de 4 a 6 años de edad - 15kg. a 25kg.) - Grupo 3 (de 6 a 12 años de edad - 22kg. a 36kg.)

Salones de Fiestas

Newsletter

Suscribite al Newsletter para mantenerte al tanto de nuestras promociones y novedades